Dado que el dolor de espalda es la principal causa de discapacidad en todo el mundo, es vital saber cómo prevenir la causa del dolor de espalda. Mantener una dieta y un peso saludables, mantenerse activo y evitar la inactividad prolongada o el reposo en cama son formas importantes de evitar el dolor de espalda. Antes de realizar ejercicios o cualquier actividad física, se recomienda calentar y/o estirar.

Otras medidas preventivas son mantener una postura correcta, llevar zapatos cómodos de tacón bajo y dormir en un colchón de firmeza media para minimizar cualquier curvatura de la columna. Siempre es bueno recordar levantar con las rodillas, no torcerse al levantar y mantener los objetos cerca del cuerpo.
Otro estilo de vida que hay que evitar es el tabaquismo, que perjudica el flujo sanguíneo y provoca la falta de oxígeno y nutrientes en los tejidos de la columna vertebral. Trabajar con su médico o quiropráctico es la mejor manera de asegurarse de que su espacio de trabajo es ergonómicamente correcto. Aunque nada es infalible, éstas son formas útiles de evitar convertirse en la próxima estadística.

Para más información o para solicitar una cita, llámenos hoy mismo al (703) 277-9590.